Bilbao: una ciudad, un sinfín de posibilidades

Bilbao es una ciudad ejemplar que ha sabido modernizarse. Actualmente combina el encanto medieval de su centro histórico con recientes construcciones que otorgan otro aire a la ciudad.

Desde que se construyó el Museo Guggenheim, Bilbao ha sufrido una mutación muy interesante. Esa mezcla del estilo clásico con la modernidad de nuestros días, hace de esta una ciudad atractiva como pocas, que además cuenta con una gran oferta cultural y turística.

Museo Guggenheim Bilbao

El Museo Guggenheim es con toda probabilidad, el mayor atractivo turístico de la ciudad. Es un museo de arte contemporáneo conocido internacionalmente por su peculiar arquitectura, obra de Frank O. Gehry.

El museo asegura que su interior no alberga una superficie totalmente plana. Allí se exhiben obras propiedad de la Fundación Guggenheim de indudable calidad artística. Solo el hecho de pasear alrededor del museo y contemplar su estructura ya es una experiencia única que bien merece la pena. El museo permanece abierto de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas.

Iglesia de San Antón

También es conocida como San Antonio Abad. Es uno de los templos más populares de Bilbao, una iglesia emblemática del paisaje de la ciudad. De estilo gótico, data del siglo XIV, cuando fue construida sobre las ruinas del antiguo Alcázar de Bilbao. Existen visitas guiadas por el templo.

El horario es de lunes a sábado es de 10:00-12:30 y 17:30-19:30, mientras que los domingos y festivos se reduce de 10:00-13:30.

Basílica de Begoña

Es popular en la ciudad la devoción a la Virgen de Begoña, también conocida como “la Amatxo”. Sobre una antigua ermita se construyó el actual templo, de carácter gótico, obra del arquitecto Sancho Martínez de Arego.

Cuentan las lenguas antiguas que allí se apareció la Virgen durante el siglo XVI. La fachada, de estilo renacentista, es de una gran belleza. El horario de misa puede consultarse en su página web www.basilicadebegona.com

Casco Viejo

Si visita Bilbao resulta imprescindible pasear plácidamente por su Casco Viejo, también conocido como Las Siete Calles. Es el barrio primigenio de la ciudad. Sus estrechas calles destilan encanto, tienen aire medieval y conservan gran actividad comercial.

Es una zona propicia para aquellos que quieran conocer la gastronomía bilbaína. Se sabe que en Bilbao se come mucha cantidad con buena calidad. En el Casco Viejo encontramos las iglesias de San Antón, Santo Juanes y San Nicolás así como la Catedral de Santiago. También puede encontrar comercios y tiendas de lo más variopinto, museos y bibliotecas.

Catedral de Santiago

La Catedral Basílica de Santiago está ubicada en el Casco Viejo de Bilbao. Nos referimos a un templo católico, principalmente de estilo gótico, construido a finales del siglo XIV y principios del XV. En 1950 fue proclamada como Catedral por la Iglesia Católica. Por sus múltiples reformas y reconstrucciones, se observa una mezcla de estilos muy interesante para cualquier estudioso del arte. Sus tres entradas, son de una belleza palpable. Su nombre procede del Apóstol Santiago el Mayor, patrón de Bilbao.

Su horario de apertura al público es de 11,00 a 13,00 y de 17,00 a 19,30 horas en días laborables, y sólo de 11,00 a 12,00 horas en festivos.

Plaza Nueva

Es uno de los lugares turísticos más elegantes del centro histórico, un gran atractivo de Bilbao. Construida en 1849 y ubicada en el Casco Viejo, fue la primera plaza de la ciudad, centro neurálgico de las relaciones comerciales e institucionales de antaño.

Cuadrada y rodeada de 64 arcos de columnas dóricas, mantiene el encanto medieval y una singular belleza. Hoy día se ubica en ella la sede de la Academia de la Lengua Vasca. Los domingos aloja un pequeño mercadillo en el que podemos encontrar objetos y antiguallas de toda índole.